Remembering You Always - Quality Affordable Memorial Books and Cards to remember your loved ones, discount for Funeral Homes and Mortuaries

Spanish Language Prayers & Quotes

 RESALTAR SU SELECCIÓN Y COPIAR,

ENTONCES PEGAR EN EL CUADRO DE TEXTO EN LA PLANTILLA ABIERTO

 

El Señor es mi pastor, nada me falta,
en verdes pastos el me hace reposar y
adonde brota agua fresca me donduce.
Fortalece mi alma, por el camino del
del bueno me dirige por amor de su
nombre. Aunque pase por quebradas
muy oscuras no temo ningun mal,
porque tu estas conmigo, tu baston
y tu vara me protegen.
Me sirves a la mesa frente a mis
adversarios, con aceites tu perfumas
mi cabeza y rellenas mi copa. Me
acompaña tu bondad y tu favor
mientras dura mi vida, mi mansion
sera la casa del Señor por largo,
largo tiempo.



Oración al Angel de la Guarda

Angel de Dios, Mi querido Guardián;
fuiste enviado para protegernos.

En este día permanece junto a mí,
para alumbrar y guiar,
guardarme y dirigirme.

Enseñame, mi querido Angel de la
Guarda, a conocer a Dios, para amarlo
y servirlo por siempre.

Aléjame de todo peligro
y enseñame el camino al Cielo.
Amén.

 



El Ave Maria

Dios te salve María: llena eres de gracia,
el Señor es contigo. Bendita tú eres
entre todas las mujeres y bendito es
el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios ruega
por nosotros pecadores ahora y
en la hora de nuestra muerte.

Amén

 


 En Memoria


Oh Dios, através de la muerte de tu Hijo
en la cruz, tu has sobrepasado el
sufrimiento de la muerte por nosotros.

Através de su entierro, Tú has hecho la
tumba un lugar sagrado.

Rogamos por todos los que han muerto
creyendo en Jesus, y han sido enterrados
con Él creyendo que algún día llegaría
el día de la resurecciòn.

En el nombre del Padre, del Hijo y
del Espíritu Santo.

Amén.
 



Oh Piadoso Corazón de Jesus siempre
presente en el Sacramento, siempre
lleno de amor ardiente por las pobres
almas cautivas en el Purgatorio,
ten piedad del alma de quien llega a
Ti con humildad. No seas muy severo
en Vuestro Juicio y deja que algunas
gotas de Vuestra Preciosa Sangre
caigan en las devoradoras llamas
y haced, oh piadosa Señor, que
Vuestros Angeles conduzcan el alma
de quien a Ti clama, a un lugar de
descanso y paz eterna.   Amén.


 


Oración a la Virgen de Guadalupe

Oh amada Virgen de Guadalupe,
rosa mística, intercede por
nosotros ante tu Hijo y obteén
por nosotros las gracias
que te pedimos.

En los momentos de angustia
defiendenos de las fuerzas de
nuestros enemigos, y a la hora
de nuestra muerte recibe nuestra
alma en el Cielo.   Amén.

 

 

 

Oración a la Virgen de Lourdes

Oh, Virgen Inmaculada, Virgen María, tu
eres el refugio de los pecadores, de
la salud de los enfermos y el consuelo
de los afligidos.

En el santuario de Lourdes tu has
otorgado muchos favores a personas
como yo lo necesitaban.

Por esta razón acudo a tí, para que
intercedas por mí y me concedas
la gracia que te pido.

Amén.
 



Oración de San Francisco
 
Señor, haz de mí un instrumento de
tu paz! Que allí donde haya odio,
ponga yo amor; donde haya ofensa,
ponga yo perdón; donde haya discordia,
ponga yo unión; donde haya error,
ponga yo verdad; donde haya duda,
ponga yo fe; donde haya desesperación,
ponga yo esperanza; donde haya tinieblas,
ponga yo luz; donde haya tristeza,
ponga yo alegría.
¡Oh, Maestro!, que no busque yo tanto
ser consolado, como consolar;
ser comprendido, como comprender;
ser amado, como amar.
Porque dando es como se recibe;
olvidando, como se encuentra;
perdonando, como se es perdonado;
muriendo, como se resucita a
la vida eterna.
 


Oración a Nuestra Santa Madre
 
Dios Mío te rogamos nos concedas
Tú gracia para que por la intercesión
de vuestra Gloriosa Madre la
Virgen María, de que seamos
enriquecidos por las bendiciones
perpetuas y libres de peligros y
que por medio del amor y caridad de
la Virgen seamos uno de corazón
y mente por los siglos de los siglos.
Amén.
 

 

 

Oración al Sagrado
Corazón de María

Purísimo corazón de María, manten mi
corazón libre del pecado.

Dulce Corazón de María Sálvame.

Nosotros confiamos en que intercedas
por nosotros ante tu hijo Jesús.
Ayudanos, Oh Madre a poder aguantar
todas las pruebas de esta vida: para así
poder compartir la vida y la paz eterna
con Dios por siempre.

Amén
 


Corazón de Jesús
en Vos Confío


Sacratísimo Corazón de Jesús,
ten piedad de nosotros.
Si la confianza es prueba de ternura:
Esta prueba de amor daros ansío. Aun
cuando esté sumido en al amargura:

Sagrado corazón en tí confío

Yo siento una confianza de tal suerte:
Que sin ningún temor, Oh Dueño mío!
Espero repetir hasta la muerte

¡Sagrado Corazón en tí Confío!
 



Señor,
dame la Serenidad
necesaria
para aceptar las
cosas que no puedo
cambiar.
Coraje para
cambiar las
cosas que puedo,
y Astucia para
saber la diferencia
entre ellas.
 

 

 

Oh bendito San Antonio, él más gentil de
todos los santos, tu amor por Dios y tu
caridad por sus criaturas te hicieron
merecedor, cuando estabas aquí en la
tierra, de poseer poderes milagrosos.
Los milagros esperaban tu palabra, que
tu estabas siempre dispuesto a hablar
por aquellos con problemas o ansiedades.
Animado por este pensamiento, te imploro
obtengas para mí… (menciona tu petición).
La respuesta a mi rezo puede que
requiera un milagro, pero aun así tú
eres el santo de los milagros.
Oh gentil y querido santo, cuyo corazón
siempre esta lleno de compasión humana,
susurra mi petición a los oídos del dulce
Niño Jesús, a quien le gustaba estar
entre en tus brazos, y por siempre
tendrás la gratitud de mi corazón.
 


Oración a San Cristóbal
 
Todopoderoso y eterno Dios,
derrama misericordiosamente Tú
espíritu en nosotros. Permite que
nuestros corazones sean llenos de
ese amor verdadero que permitió
a tu Santo Mártir Cristóbal
sobreponerse a los tormentos corporales.
San Cristóbal ruega por nosotros.
Amén.



Oración a San Gabriel Arcangel

Oh, amado San Gabriel, intercede por
nuestras presentes necesidades en
el reino de los Cielos.

Así como le anunciaste a la Virgen María
el misterio de la Encarnación.
Intercede por nosotros para que
nuestras peticiones sean oídas.

Amén

 

 

 

Oración a San José
 
Dios toso poderoso, Tú confiaste al
cuidado de San José los principios
de los misterios de la salvación del hombre.
Por su intercección permite que tu
Iglesia sea siempre fiel en el
cumplimiento de su servicio, para
que Tus designios siempre sean
llevados a cabo.

San Joséruega por nosotros, para
que encontremos el camoni
que buscamos.

Amén.
 


Oracion a San Miguel Arcangel
 
O San Miguel, Arcangel defiendenos
en la batalla.
Se nuestra proteccion contra el mal
y las trampas del Diablo; humildemente
te rogamos que Dios los reprenda.
 
O Principe Celestial de la Santa Hostia,
que con la ayuda de Dios eches a
Satanas al infierno y a los espiritus
que vagan por el mundo para
arruinar las almas.
 
Amén.



Oración a San Rafael Arcangel

Oh Dios, que a tu siervo Tobías
diste por compañero de su viaje al
bienaventurado Arcángel Rafael:
concédenos a tus siervos que seamos
siempre protegidos, por su custodia
y fortalecidos por su auxilio.
 
Por Cristo nuestro Señor.

Amén.
 

 

 

Oración por un enfermo Grave

Señor Jesucristo,
Redentor de los hombre,
que en tu pasión quisiste
soportar nuestro sufrimiento
y aguantar nuestros dolores.

Te pedimos por nuestro
(Nombre de la persona enferma);
tu que lo has redimido,
aviva en el la esperanza de su salvación
y conforta su cuerpo y su alma.

Tú que vives y reinas
por los siglos de los siglos

Amén.
 



¡Una Lagrima Se Evapora!
 
Una lágrima se evapora, una flor sobre
mi tumba se marchita, más una oración
por mi alma la recoge Dios.
 
No lloren, amados míos. Voy a unirme
con Dios y los espero en el cielo. Yo
muero, pero mi amor no muere, yo les
amaré en el cielo como los he amado en
la tierra. A todos los que me han
querido les pido que rueguen por mí,
que es la mayor prueba de cariño.

Amén



Yo soy la resurrección y la
vida el que cree en mí,
aunque haya muerto, vivirá,
y el que vive y cree en mí,
no morirá para siempre.
 

  


 El Padre Nuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre: venga
tu reino, hágase tu voluntad en la
tierra como en el cielo. Danos hoy
nuestro pan de cada día: perdona
nuestras ofensas como también
nosotros perdonamos a los que
nos ofenden: no nos dejes caer
en tentación, y líbranos del mal.
 
Amén.
 



Oración a San Lázaro


Patrón de los pobres, llamo a tu
espíritu para pedir de ti un favor.
Tengo en mis manos una muleta y
una medalla que lleva tu nombre.
Y te ruego siempre hagas justicia
por mí. Creo en ti, San Lázaro, en el
nombre del Padre, del Hijo y del
Espíritu Santo, y que me juzgues en
necesidad de mi petición.
Confiando en tu bondad infinita a
través de tu intercesión a Jesucristo.
 
Amén
 



 DESPUÉS DE LA LUZ

Me gustaría que mi memoria
fuera una de las más felices,
Me gustaría dejar una sonrisa
radiante cuando el día haya terminado.
Me gustaría dejar un eco que
vaya rondando suavemente por
los caminos, De tiempos alegre y
tiempo sonriente, y días alegres y
brillantes. Me gustaría que las
lágrimas de aquellos que sufren,
sequen ante el sol. De memorias
felices que dejo detrás cuando
el día haya terminado.

  


 
Alzaré mis ojos a los montes; ¿De
dónde vendrá mi socorro? Mi socorro
viene de Jehová, que hizo los cielos y
la tierra. No dará tu pie al resbaladero,
ni se dormirá el que te guarda.
He aqui, no se adormecerá ni dormirá.
El que guarda a Israel. Jehová es tu
guardador; Jehová es tu sombra a
tu mano derecha. El sol no te fatigará
de día, ni la luna de noche. Jehová te
guardará de todo mal; el guardará tu
alma. Jehová guardará tu salida y tu
entrada desde ahora y para siempre.



Cuando tenga que dejarte por un corto
tiempo, por favor no te entristezcas ni
derrames lágrimas ni te abraces a
tu pena a través de los años; por el
contrario empieza de nuevo con
valentía y con una sonrisa por mi
memoria y en mi nombre vive tu
vida y haz todas las cosas igual
que antes. No alimentes tu soledad
con días vacíos sino llena cada
hora de manera útil. Extiende tu
mano para confortar y dar ánimo
y en cambio yo te confortaré y te
tendré cerca de mí; ¡y nunca,
nunca tengas miedo de morir
porque yo estaré esperándote
en el cielo!
 


No se paren en mi entierro y lloren,
No estoy ahí, Yo no duermo.
Soy mil vientos que soplan,
soy el brillo del diamante en la nieve,
soy la luz del sol en los granos
maduros, soy la lluvia gentil en otoño.
Cuando despiertes en la paz de la
mañana, soy la chispa de energia
callada que hace volar a los pajaritos
en circulos, soy las estrellas que brillan de noche.
No se paren en mi entierro y lloren,
no estoy ahí, Yo nunca morí.
 

  


Alma de Cristo
 
Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.

Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh, mi buen Jesús!, escúchame.

Dentro de tus llagas, escóndeme.
No permitas que me separe de Ti.
Del enemigo malo, defiéndeme.

En la hora de mi muerte, llámame.
Y hazme venir hacia ti para no
separarnos jamás.
 
Amén.



No sufras por mi estoy libre. Estoy
Siguiendo el camino que dios a dispuesto
para mí; tome sus manos cuando escuche
su llamado. Volví mi espalda dejando todo.
No podía estar otro día para reír, amar,
trabajar o jugar. Las tareas que se
quedaron sin concluir tienen que quedar
así. Yo encontré la paz al cerrar el día.
Si mi partida ha dejado un vacio,
entonces llénalo con gozo recordando
una amistad compartiendo una sonrisa,
un beso, un sí, esas cosas que yo también voy a extrañar.
Te deseo la luz del sol de mañana.
Mi vida ha sido satisfactoria, he
saboreado muchos Buenos amigos,
Buenos tiempo y el toque de las personas
amadas. Quizás mi tiempo se ha visto
muy breve, no demores mas con Dolores
innecesarios. Levanta tu Corazón y goza
conmigo, porque dios me quiere ahora.
El me ha llamado y me ha liberado.



Dios te salve, María, llena eres de
gracia, el Señor es contigo.
 
Bendita tú eres entre todas las
mujeres, y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.
 
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de
nuestra muerte.
 
Amén

 

 

Oración a la Virgen de Lourdes

Oh, Virgen Inmaculada, Virgen María, tu
eres el refugio de los pecadores, de
la salud de los enfermos y el consuelo
de los afligidos.

En el santuario de Lourdes tu has
otorgado muchos favores a personas
como yo lo necesitaban.

Por esta razón acudo a tí, para que
intercedas por mí y me concedas
la gracia que te pido.

Amén.